¿Por qué CPS?

¿Por qué debería alguien querer contratar productos “verdes”?

Hay dos argumentos simples que lo explican:            

  • Porque así cuidamos el medio ambiente y                           
  • Porque cuesta menos.

La Compra Pública Sostenible  trae consigo diversos beneficios, como los siguientes:

  • Medioambientales (logra objetivos medioambientales, percepción sobre cuestiones ambientales).
  • Económicos (la Compra Pública Sostenible ahorra dinero y material, si los costes del ciclo de vida son tomados en consideración).
  • Políticos  (la Compra Pública Sostenible es una manera efectiva de mostrar el compromiso del sector público con la protección del medio ambiente y con la producción y el consumo sostenibles), así como sociales y relativos a la salud (mejora de la calidad de vida).

A pesar de que, superficialmente el coste puede ser algo más elevado, una vez que se aplica el Coste del Ciclo de Vida (LCC por sus siglas en inglés) a las decisiones de contratación, los costes se ven reducidos considerablemente, tomando en cuenta la perspectiva global. Como buenos gestores de las finanzas públicas, somos concientes de la gran carga que para el presupuesto supone asumir la gestión del agua o proporcionar plantas de tratamiento del agua, la gran cantidad de  energía que debemos emplear en los edificios públicos para calefacción y refrigeración, iluminación, funcionamiento de otros dispositivos electrónicos.   

Por esta razón, nosotros, como organismos de contratación pública, adquirimos productos, servicios o trabajos menos gravosos y más eficientes desde el punto de vista energético. Existen además muchos otros, que sin estar obligados por la contratación pública, son también seguidores de este modelo. 

Existen además otras muchas razones para una autoridad pública a la hora de elegir la Compra Verde, Y GreenS está aquí para darlas a conocer todas.